Cómo pedir comidas en un restaurante si eres un turista en España

Si estás preparando tu viaje a España y piensas degustar todas las exquisiteces que ha llevado a la gastronomía española a la cima, no puedes perderte estos consejos sobre qué frases fáciles utilizar a la hora de sentarte en un local gastronómico.

Primero, asegúrate una mesa

Si tu destino es Cataluña, estás por ingresar al local y se te hace agua la boca de solo pensar en el sabor de la famosa escalibada, una preparación de pimiento rojo y berenjena que se sirve sobre pan tostado untado de aceite, acércate al mozo y solicita “una mesa para dos”. Si son más de dos comensales, di el número correcto de personas y en pocos minutos estarás degustando uno de los platos característicos de la región. Recuerda, solo debes decir, “¿puede marchar una escalibada?”.

picture

Pidiendo las bebidas en honor al dios Baco

Porque no solo de pan el hombre, la bebida es un tema muy importante a tener en cuenta. El mozo te preguntará seguramente qué deseas tomar, a lo que puedes contestar con una de estas frases fáciles para utilizar en el restaurante, “una botella del vino blanco de la casa” o “una botella del vino tinto de la casa”. No olvides nunca agregar un “gracias”. Si tu itinerario te lleva a Galicia, donde los mariscos son una de sus joyas gastronómicas, la bebida recomendada sería un buen vino blanco Chardonnay.

Todo lo que tienes que saber del menú y no debes tener miedo de preguntar

Cada comida regional tiene ingredientes con los que posiblemente no estés familiarizado. Si tienes colesterol o eres vegano o vegetariano, es conveniente que le señales tu condición al camarero con estas simples frases fáciles para que te entiendan en el restaurante, “puede ayudarme, soy vegetariano y quisiera elegir una comida apropiada”.

Pídele recomendaciones al mesero

Así como cada maestro tiene su libro, los chefs desarrollan sus especialidades en ese universo a puertas cerradas que es la cocina. “¿Qué me recomienda del menú?” o “¿Cuál es la comida típica de la región?”, son dos frases fáciles que harán que te entiendan perfectamente en el restaurante. Si te encuentras por tierras valencianas, no podrás evitar el embrujo de las famosas paellas.

Frases fáciles para la hora de los postres en el restaurante

Una vez que el camarero retire los platos, puede que aún sientas ganas de probar algunos de los famosos postres españoles. ¿Quién se le puede negar a unas deliciosas hojuelas? Con frases simples como “me trae el menú de postres, por favor”, podrás conocer más sobre los típicos postres españoles.

La velada llega a su fin

Después de una cena inolvidable en suelo español, es hora de abandonar el restaurante. No abandones el lugar sin agradecer la atención recibida y sin dejar una propina que dibuje una sonrisa en el mesero. Acércate y con estas frases fáciles, “la comida estuvo muy buena” o “recomendaré este lugar a mis amigos”, habrás puesto el broche de oro a una velada encantadora.