Un viaje iniciático por la Ruta 66 para aprender inglés

votar

Get Your Kicks On Route 66, rezaba una mítica canción de Rhythm & Blues de los años ’40. La traducción sería algo así como “Pásalo en grande” en la Ruta 66.

Route 66 aprende inglés en california

Image via Wikipedia

La canción define muy bien lo que significó durante décadas esta kilométrica ruta interestatal que recorría los EEUU desde Chicago hasta Los Ángeles (unos años después se amplió hasta Santa Mónica). El viaje hacia el oeste por carretera era una aventura en la que podías encontrar todo tipo de atracciones. Un camino de peregrinaje de artistas, aventureros, emprendedores a la búsqueda de los sueños y la prosperidad en la tierra prometida de California.

Se inauguró en 1926 y unía Chicago con Los Ángeles, pasando por ocho estados distintos a lo largo de casi 4.000 km, que no estuvieron completamente asfaltados hasta 1938. Supuso el desarrollo económico de todas las zonas  que atravesaba y  el inicio de los negocios de carretera: gasolineras con todo tipo de servicios,  moteles y el nacimiento de los negocios de comida rápida.

La Ruta 66 se convirtió en un referente para la literatura, la música o el cine. Escenario de incontables road-movies y leitmotiv de canciones, forma ya parte de la iconografía americana. Su nombre está asociado completamente al universo motero: recorrer la Ruta 66 en una Harley-Davidson es todo un clásico.

Si quieres vivir el mito de la Ruta 66 te proponemos aprender inglés en una de nuestras escuelas en el inicio y el final de la ruta:

Escuela de Inglés en Chicago

En Chicago podrás visitar el inicio de la Ruta 66, en la esquina entre Jackson y Michigan Boulevards. El punto de partida habitual de los que quieren iniciar la ruta suele ser Buckingham Fountain, una de las fuentes más grandes del mundo. No te pierdas la cafetería Lou Mitchell’s Restaurant, en el mismo inicio de la carretera, construido en 1923 y toda una institución en la ciudad. A menos de una hora está Joliet una localidad histórica y turística de la Ruta.

Escuela de Inglés en Irving y Escuela de Inglés en Los Ángeles (California)

Si quieres sentirte como un Easy Rider por un día, en Los Ángeles hay empresas de alquiler de motos de la legendaria marca para recorrer parte de la ruta. Si lo tuyo no son las motos ¿Qué tal recorrerla a bordo de un Mustang o un Thunderbird?

Los amantes de los mitos se sorprenderán al ver que el trazado del último tramo de la Ruta 66 a través de Los Ángeles hasta Santa Mónica todavía existe, casi completamente intacto y señalizado como “Histórica Ruta 66”.

Empezamos en el Downtown histórico de Los Ángeles en Olvera Street, primer final de la Ruta. Desde aquí seguimos por Sunset Boulevard hacia Hollywood donde comienza Santa Mónica Boulevard. La ruta recorre los lugares más míticos de Hollywood, atraviesa Beverly Hills hasta llegar a la localidad costera de Santa Mónica, donde termina casi a los pies del océano Pacífico.

A media hora de Irvine, está San Bernardino otro de los puntos clásicos de la ruta donde se puede visitar el lugar en el que se fundó el primer McDonalds, al borde de la carretera.

A tres horas en coche por carretera, en el desierto de Mojave, se encuentra la ciudad abandonada de Amboy. Fue una ciudad que se desarrolló rápidamente con la construcción de la Ruta 66. Vivió su época dorada en los ’30, ’40 y ’50 y comenzó su declive en los sesenta con la construcción de la autopista, que la circunvaló condenándola al olvido. Hoy en día sólo sigue en pie el famoso Roy’s Motel and Cafe, sitio histórico de la ruta, restaurado y conservado por iniciativa privada. Amboy inspiró la localidad de Radiador Springs, de la película Cars.

A partir de los ’60 la Ruta 66 empezó su declive, con la construcción de la red de autopistas interestatales, hasta 1985, en que fue descatalogada. Años después algunos tramos a lo largo del recorrido se señalizaron como “Histórica Ruta 66” y aparecen de nuevo en los mapas.

If you ever plan to motor west
Travel my way, the highway that’s the best.
Get your kicks on Route 66!

Deja tu Comentario