Historial de noviembre, 2011

El aprendizaje de idiomas en niños y el bilingüismo

30 noviembre 2011 menéame menéame
Im Kindergarten (In the kindergarten), by Hugo...

Image via Wikipedia

En este mundo global ya estamos concienciados de la importancia de aprender idiomas y de dominar al  menos uno, además de nuestra lengua materna. Y está claro que la dificultad para aprender idiomas aumenta de manera exponencial a medida que pasan los años. No hay duda: cuanto antes empecemos a aprender un idioma más fácil nos resultará dominarlo.

Por eso cada vez hay más padres interesados en que sus hijos aprendan, desde muy pequeños, un idioma extranjero además del nativo.

Podemos diferenciar dos tipos de bilingüismo infantil:

  • El primero sería el aprendizaje simultáneo de dos idiomas. Se da, por ejemplo, en niños cuyos padres tienen diferente idioma nativo. En este caso algunos expertos aconsejan el enfoque “un padre, un idioma“: que cada uno hable al niño en su idioma  natural durante los primeros años de vida. En otros casos los padres comparten un idioma pero viven en un país con una lengua diferente. Aquí recomiendan el sistema de “idioma minoritario en casa”: el niño hablará en la escuela el idioma del país y en casa el nativo.
  • El segundo tipo de bilingüismo es el secuencial o sucesivo. En este caso el niño ya tiene un lenguaje adquirido antes de empezar a aprender el segundo.

Sin embargo hay quienes se preguntan de qué manera el aprendizaje de un segundo idioma puede afectar a otros aspectos del desarrollo de un niño.

Aún existe el prejuicio de que las personas bilingües pueden experimentar lentitud en el aprendizaje y no llegar a tener nunca dominio completo de ninguno de los dos idiomas.

Los estudios de expertos como Chomsky, Hakuta o Cummins han demostrado que estas ideas son completamente falsas y que el bilingüismo tiene como consecuencia una gran flexibilidad cognitiva y un conocimiento detallado de reglas lingüísticas.

Estudios comparativos entre niños bilingües y monolingües, indican que el bilingüismo puede llevar a un mayor desarrollo de determinadas habilidades intelectuales como el pensamiento abstracto. Los niños bilingües son más creativos y más eficaces a la hora de resolver problemas complejos.

No hay que olvidar, además, que las personas capaces de entender y comunicarse en dos idiomas tienen la posibilidad de interactuar con más gente, leer más literatura, entrar en contacto con otras culturas, tener experiencias más plenas cuando viajan al extranjero y, por supuesto, mayores y mejores oportunidades de trabajo.

Como resumen, enseñar o no a su hijo más de un idioma sólo depende de usted. Con este artículo sólo pretendemos despejar dudas sobre una supuesta influencia negativa del bilingüismo en el desarrollo del niño.

Publicado en Aprender Idiomas, Métodos de aprendizaje | 1 Comentario »

El avance imparable del Spanglish

23 noviembre 2011 menéame menéame
Spanglish

Image by satanslaundromat via Flickr

Por si alguien no está familiarizado con el tema, el Spanglish es un lenguaje híbrido creado por la fusión de inglés y español entre la población bilingüe latina especialmente en los EEUU.

Existe mucha polémica con el tema del Spanglish. Desde el lado anglófono se considera como una contaminación del inglés. Desde el hispanohablante, una corrupción del español. Pero surgen cada vez más voces que lo consideran una especie de evolución natural de la lengua. La, cada vez mayor, comunidad latina bilingüe estadounidense lo está adoptando como su forma de expresión natural así como una herramienta de integración y de identidad.

Como dice el escritor y artista chicano Guillermo Gómez-Peña: “El Spanglish es nuestra única patria. Muchos mexicanos que hemos vivido varios años en Estados Unidos y volvemos a nuestra tierra de origen nos sentimos y somos ajenos. México nos dice que no somos mexicanos y Estados Unidos nos repite a diario que no somos anglosajones. Sólo el Spanglish y su cultura híbrida me han otorgado la plena ciudadanía que ambos países me negaban”.

Uno de los principales defensores del Spanglish es el escritor y filólogo estadounidense de origen mexicano Ilan Stavans.

Stavans, doctor en Letras Hispánicas por la Universidad de Columbia, publicó en 2003 un libro, Making of a New American Language, que incluía un diccionario de esta llamada “nueva lengua” y en 2004 se atrevió con una traducción al Spanglish nada más y nada menos que del Quijote:

“In un placete de La Mancha of which nombre no quiero remembrearme, vivía, not so long ago, uno de esos gentlemen who always tienen una lanza in the rack, una buckler antigua, a skinny caballo y un grayhound para el chase”

Para Stavans también está muy claro. Según él, el Spanglish es un lenguaje del que los académicos desconfían, que los políticos apenas han empezado a tomar en consideración, pero que poetas, novelistas y ensayistas han entendido que es la clave para llegar a una gran parte de la población que ya lo habla a diario y lo siente como propio.

En su diccionario recoge algunos términos usados habitualmente como:

  • Backupear-dar marcha atrás con el coche: de back up a car.
  • Pregneada-embarazada: de pregnant.
  • Llamar pa’tras-devolver la llamada de teléfono: traducción literal de call back.
  • Eskipear-saltarse la clase: de skip.
  • La laptopa- ordenador portátil: de laptop.
  • Emailiar-enviar un e-mail.
  • Vacunear the carpet – aspirar la alfombra: de vacuum-cleaner (aspirador) y carpet (alfombra).
  • Yonque-desguace: de Junk yard.

Es una realidad. El Spanglish avanza con paso firme porque está integrado de manera natural en la vida cotidiana de millones de personas.

En palabras de la escritora portorriqueña Giannina Braschi:

“Me siento como Dante, Petrarca and Boccaccio, y como Garcilaso forging a new language. Saludo al nuevo siglo, el siglo del nuevo lenguaje de América, y le digo adiós a la retórica separatista y a los atavismos.”

¿Será el idioma del futuro? ¿Qué opináis?

Publicado en Idiomas y la sociedad, Novedades en Idiomas | 2 Comentarios »

Perdidos en la traducción

16 noviembre 2011 menéame menéame
Die Hard

Die Hard (Image via RottenTomatoes.com)

Ya estamos muy acostumbrados. Pero ¿por qué las traducciones de títulos de películas del inglés al español a veces son tan diferentes del original?

Por suerte en los últimos años cada vez son más las películas que mantienen el nombre original. Cada vez se proyectan más cintas en los idiomas originales, cada vez hay más público (sobre todo el más joven) que quiere aprender idiomas y que sabe que ver películas en versión original ayuda a familiarizarse con el inglés. Pero aún así, se siguen cambiando sistemáticamente muchos títulos.

Algunas veces el cambio está justificado por cuestiones de traducción: el título corresponde a una expresión que no tiene equivalente en castellano o que no suena bien en nuestro idioma.

Otras, el título contiene referencias a nombres o lugares conocidos por el público de norteamericano pero que el espectador medio español no conoce y se modifica para que el título tenga más sentido. Esto ocurrió, por ejemplo, con la traducción de la película de Blake Edwards Breakfast at Tiffany’s traducida en España como Desayuno con Diamantes (la novela de Truman Capote en la que se basa, en cambio, sí se mantiene fiel al original Desayuno en Tiffany’s).

En ocasiones hay problemas de derecho de autor, hace años existía también el tema de la censura, pero la mayoría de las veces responde a una cuestión de marketing. Por alguna razón existe una tradición latina de enmendar títulos que guionistas, escritores, directores, productores habían concebido completamente diferentes.

Algunos cambios los entendemos pero otras veces… ¿en qué estaban pensando?
Vamos con algunos ejemplos, algunos más afortunados y otros menos:

Some like it hotCon faldas y a lo loco. Uff, este título era complicado por muchas razones. El título hace referencia al Hot jazz (la música que toca la banda en la película) pero también juega con sus múltiples significados: picante, fresco, bueno o excitante. El juego que da la palabra hot en inglés no existe en español.

Die Hard - La Jungla de Cristal. Uno de los casos más sonados. El término die hard se utiliza para referirse a alguien que nunca se rinde, algo así como duro de pelar. El problema es que Duro de Pelar era el título de una película protagonizada por Clint Eastwood que, a su vez, tenía como título original Every Which Way But Loose. Y Duro de Matar es una película protagonizada por Jackie Chan que en original se titula Honfgan Qu (Hung fan kui) (Rumble in the Bronx). Delirante.

The Pacifier - El título juega con el doble significado de la palabra: puede ser pacificador y también chupete. De acuerdo, existía ya una película previa El Pacificador (The Peacemaker) y se podía generar confusión. Pero de ahí a cambiarlo por Un Canguro Superduro en España o Niñera a Prueba de Balas en Argentina… ¿no había otra opción?

Rosemary’s Baby - La Semilla del Diablo. El Bebé de Rosemary podía haber sido un buen título, pero tenemos la manía de que los títulos tienen que dejar claro el género de la película. Pues lo llamamos La Semilla del Diablo y así además destripamos media película.

The Sound of Music - Sonrisas y Lágrimas. Este es un ejemplo que no entendemos muy bien. No había nada malo en el título. El Sonido de la Música no contiene nada de lo que la censura de la época pudiese sospechar, es poético y da pistas sobre el género. ¿Por qué cambiarlo por Sonrisas y Lágrimas?. En otros países fue peor porque se tradujo como La Novicia Rebelde.

Romuald et Juliette - Mamá, hay un hombre blanco en tu cama. El original francés juega con la obra de Shakespeare. Aquí, el tirón de orejas es para todos los traductores: en inglés se cambió por Mama, There`s a Man in your Bed. Los traductores al castellano quisieron ser aún más explícitos.

Beverly Hills Ninja (1997). Lo que debería ser  Ninja de Beverly Hills no se sabe cómo acabó convirtiéndose en España en La Salchicha Peleona. Sobran los comentarios.

Shaun Of The Dead. El título original mezcla el nombre del protagonista, Shaun y el de la mítica película de George A. Romero The Dawn of the Dead (El Amanecer de los Muertos). Suena además muy parecido a shun of the dead: huir de los muertos. En España se convirtió en un absurdo Zombies Party (una noche… de muerte).

Son sólo unos cuantos, seguro que conocéis muchos ejemplos más de traducciones absurdas.

Publicado en Aprender Idiomas, Idiomas y la sociedad, Idiomas y medios de comunicación | No Comentarios »

10 libros de viajes recomendados

9 noviembre 2011 menéame menéame

libros
Image by jorgemejia via Flickr

¿Qué tiene la literatura de viajes que es capaz de engancharnos desde sus primeras páginas? Los libros de viajes nos abren la puerta a otros mundos, exteriores e interiores, nos hacen imaginar paisajes que no conocemos, nos hacen conocer otras gentes, otros mundos, otras vidas. Os recomendamos esta lista de libros de viajes que seguro os sorprenderán. Hemos seleccionado 10 títulos de autores británicos y norteamericanos para que podáis leer en su versión original si queréis aprender inglés o traducidos al español si os resulta más cómodo.

En la Patagonia (In Patagonia) de Bruce Chatwin, 1977. El primero de los libros de viajes de este escritor, periodista y aventurero británico. Mitad relato de ficción, mitad crónica de viajes, el libro recrea un viaje a la lejana Patagonia, una odisea en busca del origen de una misteriosa piel de brontosauro.

El Gran Bazar Del Ferrocarril (The Great Railway Bazaar) de Paul Theoroux, 1975. Muchos son los viajeros apasionados por la magia del ferrocarril, y el novelista norteamericano es uno de ellos. Por eso se embarcó en un viaje en tren por medio mundo. Cuatro meses de Londres hasta Tokio, pasando por Turquía, Siberia, Oriente Medio, la India.

Una vuelta por el Hindu Kush (A Short Walk in the Hindu Kush) de Eric Newby, 1958.  El relato autobiográfico de las aventuras de este escritor británico que un día deja su trabajo en el mundo de la moda y viaja a las lejanas tierras afganas para escalar las montañas del Hindu Kash.

Viajes con Charley (Travels With Charley) de John Steinbeck, 1962. El mismo año que ganó el Premio Nóbel, Steinbeck se embarcó en viaje por los Estados Unidos a bordo de una caravana llamada Rocinante (En honor al Quijote) y con la única compañía de su perro Charley. Una experiencia para conocer la América más real de la mano de la prosa directa y veraz de uno de los genios de la literatura del S.XX.

Blue Highways de William Least Heat Moon, 1982. Después de separarse de su mujer y perder su trabajo como profesor, Moon se embarcó un viaje en furgoneta por los EEUU, evitando las grandes ciudades y viajando por carreteras secundarias. El libro es una brillante crónica del recorrido y de los personajes que se va encontrando por el camino, una profunda mirada a la diversidad americana, una huída y una búsqueda interior.

El camino a Oxiana (The Road to Oxiana) de Robert Byron, 1937. En 1933, el excéntrico escritor y viajero Robert Byron emprendió un viaje por el Oriente Medio a Oxiana, en la frontera entre Afganistán y la Unión Soviética. Un entretenido libro, mezcla de diario de viajes, ensayo sobre arte, reflexiones sobre la naturaleza humana desde un punto de vista inteligente y mordaz, con un sentido del humor ácido y muy británico.

El Tiempo de los Regalos (A Time of Gifts) de Patrick Leigh Fermor, 1977. Con esta mención hacemos un homenaje a Patrick Leigh Fervor, mítico escritor de viajes y héroe de la segunda guerra mundial que falleció este verano a los 96 años de edad. Una preciosa historia en la que Fermor narra, 40 años después, el viaje que hizo con 18 años huyendo de la Inglaterra conservadora con destino a la mágica Constantinopla. Un periplo lleno de aventuras atravesando la Europa convulsa del año 1933. Para muchos uno de los mejores libros de viajes de todos los tiempos.

En las Antípodas (In a Sunburned Country) de Bill Bryson, 2000. Divertidísimo, sorprendente y didáctico libro en el que el escritor americano (pero residente en GB), haciendo uso de un sentido del humor muy británico, nos relata su descubrimiento de Australia, ese gran desconocido. Os entretendrá y descubriréis muchísimas cosas que desconocíais de ese gran país-continente.

El Leopardo De Las Nieves (The Snow Leopard) de Peter Matthiessen, 1978. En el caso de Matthiessen, escritor y guionista americano, es la muerte de su esposa lo que desencadena un viaje al Himalaya. El libro describe paisajes, cuenta enseñanzas e historias y respira un espíritu budista y zen con una prosa limpia como la atmósfera de las montañas. Toda una búsqueda interior que es la auténtica esencia del viaje.

París era una fiesta (A Moveable Feast) de Ernest Hemingway, 1964. Para cerrar la lista os recomendamos la obra póstuma de uno de los grandes de la Literatura de todos los tiempos. En sus últimos días, Hemingway escribió las memorias de su juventud en Europa (especialmente París) en los convulsos, locos y creativos años 20, con el empuje y la fuerza narrativa que caracterizan su obra. “Me perteneces, y también me pertenece París, pero yo pertenezco a este cuaderno y a este lápiz”

Publicado en Aprender Idiomas, Idiomas en el Extranjero | No Comentarios »